El turismo de cruceros en Galicia

Alejándome de mi predisposición a tratar temas turístico- culturales, llevaba tiempo queriendo escribir sobre el tema de los cruceros y su influencia en los marcadores turísticos de nuestra comunidad.

Es muy frecuente que en la prensa gallega se publiquen datos sobre la cantidad de turistas de cruceros que llegan a nuestros dos principales puertos: Vigo y A Coruña, y la de dinero que estos dejan en nuestra comunidad (hablaré de estos dos pero no olvidemos otros como Ferrol y Villagarcía de Arousa, por ejemplo, donde el turismo de cruceros aunque anecdótico también llega).

Existe además una especie de competencia, malsana y desleal entre los dos puertos que hace que la guerra de tasas a la baja acabe (supongo) por afectar a la calidad del servicio. Pero realmente ¿es el pastel tan suculento como para pelearse de manera tan encarnizada por él?.No olvidemos que se trata de un turismo tremendamente estacional.

En abril de 2013 coincidieron cuatro grandes cruceros en Vigo. Todo un hito para la ciudad.

En abril de 2013 coincidieron cuatro grandes cruceros en Vigo. Todo un hito para la ciudad.

Esta pregunta debiera ser la primera que hay que responder. Como cualquier profesional del turismo gallego sabe, en nuestra comunidad nos faltan datos y estudios de mercado, así que hay que conformarse con lo que hay, aunque a veces no nos de mucha confianza. En 2.011 la presidenta de la Autoridad Portuaria de Vigo, Corina Porro (más tarde alcaldesa, destino habitual, al parecer, en los Presidentes de la Autoridad Portuaria de la ciudad) encargó a expertos de la Universidad de Vigo un informe sobre el impacto económico del turismo de trasatlánticos en la economía local. Este tipo de estudios son muy habituales: encargado por el político que ostenta determinado puesto de perfil profesional  en la Administración y “encarga” a los estudiosos (idealmente de las Universidades públicas) que les hagan un informe que respalde su actuación y la justifique.

He intentado consultarlo pero no lo he encontrado por ninguna parte, sólo la referencia al mismo en el artículo del Correo Gallego del 8 de marzo de 2011. 

En este estudio se concluía que el gasto medio de un crucerista en tierra era de entre 62 y 95 €. Como no puedo consultarlo, no puedo criticarlo ( 😉 ) pero como sabéis, las estadísticas a mi no suelen convencerme. Esos gastos dependerán en gran medida del tipo de crucero que nos visite. Un crucero de lujo, que suelen ser pequeños y de pasaje más reducido, puede llegar a esa cantidad e incluso superarla con facilidad, no lo dudo. Sin embargo, los cruceros medianos o grandes cuyas ofertas de “todo incluido”, a precios cada vez más bajos, abren la veda a un tipo de turista de un poder adquisitivo no tan alto como se le atribuye tradicionalmente al turista de cruceros.

Las navieras además buscan incrementar el gasto a bordo, incrementando el tiempo de estancia del crucerista en el barco, por lo que acaban compitiendo con los propios destinos y puertos escala. A decir verdad, incluso existen diferencias de gasto entre los puertos base y los puertos escala. Actualmente Vigo es puerto base del crucero MSC Ópera, pero ya han confirmado que se suprimirá en 2015.

Tengo el placer de vivir muy cerca del puerto de Vigo, y frecuento habitualmente las calles donde aterrizan los cruceristas una vez abandonan el barco. Hay evidentemente de todo aunque predominan las familias, las personas mayores y los jóvenes de entre 30 y 35 años. Su perfil no es en absoluto el del turista de cruceros de lujo. Aterrizan buscando mover un poco las piernas (de hecho yo los llamo los turistas “estira piernas”), tomarse como mucho una jarra de sangría (que es una de las pocas palabras que conocen) y poco más, de vuelta a la piscina del barco. Dudo muchísimo que cada uno de ellos de gaste 60 euros en la ciudad.

Además esta cifra de los 60 euros, figura en varios estudios que he encontrado realizados fuera de nuestra comunidad como este trabajo de fin de Máster de la Universidad de las Islas Baleares firmado en 2012 sobre el turismo de cruceros en el Mediterráneo, que dice que son 62,55 €. Sospechoso cuanto menos ya que no es el único. Así que los millones que nos dicen que recibimos salen de multiplicar el número de pasajeros de cada año por esta cifra. Una fiabilidad aplastante, vamos.

Cuando consultamos las páginas web de las dos Autoridades Portuarias, la de Vigo y la de A Coruña, podemos hacernos una idea de como va la cosa en los últimos años.

2012 figura como el año clave. El año en que Vigo (puerto de paso tradicional de cruceros por sus condiciones naturales) comenzó su declive y A Coruña fue acaparando cada vez más buques. De hecho en 2010 Vigo atrajo 112 cruceros, frente a los 62 de A Coruña. En 2012 el cuento empezaba a cambiar: 102 en Vigo, frente a los 93 de sus vecinos y el 2013 los coruñeses ya superaban a la terminal olívica con 108 frente a 83.

Estadísticas 2014 Puerto de Vigo

Estadísticas 2014 del Puerto de Vigo

 

En lo que llevamos de 2014 A Coruña ha recibido a 52 cruceros, y Vigo tan solo 23. Es para reflexionar por parte de los gestores del Puerto de Vigo, ¿no?.

Muelles del Puerto de A Coruña

Muelles del Puerto de A Coruña

Pero dejando esta cuestión a un lado, la gran tendencia, repito, es el “todo y más incluido”. Las navieras dan comida, bebida y ocio a bordo, por lo tanto el destino debe tener la capacidad de conseguir que estos turistas “de paso” y “estira piernas” se animen a gastar. Y eso es algo complejo. Algo que demanda una estrategia clara, un estudio pormenorizado y datos fiables.

Las malas lenguas, dicen que por ello se construyó el Centro Comercial  de A Laxe en Vigo. Una monstruosidad de metal negro y cristal que oculta cada vez más el mar a los vigueses, es decir, afectando a la vida local. No me refiero a este tipo de iniciativas.

En el trabajo de fin de Máster al que me referí antes señala que el tiempo medio de estancia en cada puerto escala es de 7 horas.

¿Qué es lo primero que deberían plantearse los directores de estrategia turística de las ciudades portuarias?.

Por ejemplo: ¿Qué podemos ofrecer en tierra que no puedan darles a bordo? ¿Qué destinos o productos podemos ofrecerles en ese lapso de tiempo?

Está claro que por un lado está el diseño de la estrategia turística y por otro los detalles técnicos y profesionales del puerto en sí. Es decir, Vigo es un puerto natural perfecto , protegido por las Islas Cíes (¿Por qué no darles una paradita en las Afortunadas viguesas?), y de gran calado. A Coruña que sin embargo está mucho más expuesta a las inclemencias del tiempo al ser mar abierto, acoge cada día más cruceros ofreciendo una estancia en tierra más completa, mayores comodidades a las navieras y una mejor oferta de productos. Lo que le falta a uno lo cubre el otro, pero al final y en mi opinión los dos saldrán perdiendo a la larga. Porque también aquí nos encontramos con el minifundismo gallego, el localismo y la competencia  desleal entre iguales.

¿Qué opináis vosotros?

 

 

Anuncios

7 pensamientos en “El turismo de cruceros en Galicia

  1. Además de todo lo que argumentas, hay que tener en cuenta que de los dos puertos, la excursión elegida por los cruceristas es Santiago (elección acertada por innumerables razones) y aquí es donde volvemos a los localismos…los puertos “debatiendo” por quién deja más en sus comercios/bares/restaurantes cuando la primera opción es siempre Santiago. La intención de vender Galicia como único producto vuelve a ser solo una teoría.
    Gracias por tu post!Un saludo!

    • Gracias por recordarlo, Paula. Totalmente de acuerdo, cuando la parada en puerto lo permite, autobús y para Santiago… que sigue siendo nuestro referente y nuestro techo (de ahí no pasamos).
      Saludos! 🙂

  2. La foto es impactante, parece completamete fuera de escala. Respecto al consumo, evidentemente no se puede consultar, no se ha estudiado, no se puede rebatir pero… Y desde luegoel consumo a bordo es una competencia. El turismo de crucero deslocaliza el turismo, que es una de las mayores ventajas de este sector. Quizá haya qeu reflexionar sobre esto.

  3. Hola Sarah,estoy de acuerdo contigo en que por desgracia por no hay datos sobre el impacto económico de este tipo de turismo en la economía local tanto de Vigo como de Coruña pero creo que por lo menos A Coruña,vivo en esta ciudad,tiene que aprovechar de alguna manera sacarle rendimiento a este tipo de turistas,ofrecerles algún tipo de oferta atractiva para esas horas en las que permanecen en la ciudad.Está claro que no se van a dejar esas cantidades de dinero,ni mucho menos creo que se dejen de media 60 euros,pero hay que sacar provecho de este tipo de turistas.
    En mi caso,yo acabo de terminar un máster de planificación turística en la UDC y en una de las asignaturas se nos planteó un trabajo en el que teníamos que dar soluciones al problema de los tener a unas turistas literalmente tirados por la ciudad durante 4 o 5 horas sin saber que hacer.Hablamos con gente del Ayuntamiento de A Coruña y nos dicen que el tema es complicado porque muchas veces son las propias navieras las que ofrecen servicios para cuando bajen del barco por ejemplo las ya conocidas excursiones a Santiago o que se encuentran con la problemática de no poder ni siquiera poder tener a personal para informarles de los atractivos de la ciudad a pie de escalerilla ya que es Puertos de A Coruña es el que tiene competencia.
    Hablando con Mónica Iglesias Prego,directora de los museos científicos de A Coruña,sobre este tema ella nos dijo que se podía ofertar un bus que llevara a los cruceristas a visitar por ejemplo el acuario y la Torre de Hércules.
    No sé,si está clara mi postura.pero en mi opinión hay que sacar provecho a este tipo de turismo entre los comerciantes,hosteleros y ayuntamientos.

    • Hola Lorena! Estoy de acuerdo contigo en que hay que sacarle rédito a este tipo de turismo, tanto en Vigo como en A Coruña. Veo que también en A Coruña las competencias entre Autoridad Portuaria y Concello dificultad la estrategia turística, así que en mi opinión lo primero es coordinar las acciones entre los dos entes locales, que beneficiarían al fin y al cabo a la ciudad, a su comercio y al ciudadano en general. Las navieras ofrecen a bordo una serie de paquetes que se pagan aparte, y como es evidente Santiago es nuestro referente y es a lo que se van. Otro gallo cantaría si previamente se le enviara a la naviera toda la oferta turística de la ciudad (desde la consignataria, las autoridades portuarias, y demás entes públicos o privados encargados de la recepción del buque). Por ejemplo en la visita del mega-crucero Oasis of the Seas el Concello de Vigo hizo un mapa turístico con un recorrido perfectamente marcado, coherente y conciso, que llevaba a los cruceristas a la principal calle comercial de la cuidad (Príncipe).Ese mapa se entregó en el propio barco tengo entendido. La verdad ese día Vigo rebosaba, nunca vi tanta gente y el gasto en la ciudad fue grande. Es cierto que la magnitud del barco levantó mucha expectación y por ello fueron muchos los vigueses y viguesas que bajaron hasta el Casco vello, pero aún así me pareció muy bien organizado. A veces no es tan difícil, sólo hay que poner empeño y sobre todo una correcta gobernanza entre los entes públicos. Gracias por comentar! Un saludo.

  4. La intención del artículo es buena, pero lamentablemente hay un par de errores de bulto.
    En los cruceros, tradicionalmente, no se ha ofrecido “todo incluido”, si no “pensión completa”, es decir, las bebidas estaban fuera del precio. En España Pullmantur popularizó el regimen de “todo incluido” en sus barcos y otras navieras empezaron a copiar la idea y ofrecer “paquetes de bebidas”, que pueden ser “todo incluido” o no (hay paquetes de vinos, de refrescos, de café, etc).
    Por otra parte, no puede existir “guerra de tasas” entre autoridades portuarias puesto que los precios los fija Puertos del Estado. Lo que existe es un sistema regulado de bonificaciones que cada puerto usa según sus intereses.
    Tercer tópico, solo un 15% de los cruceristas van a Santiago. De un megabarco de 3000 pasajeros pueden salir unos 8-9 autobuses hacia Santiago. Cada autobus lleva 52 personas, o sea, menos de 500 van a Santiago, 2 o 3 autobuses hacia Combarro, y otros 2 o 3 hacia Vigo y Baiona. Creo que los mas de 2000 pasajeros restantes que se quedan en Vigo son en lo que nos debemos centrar.
    50-60€ de gasto en tierra. Factible, pero depende de lo que incluyas en el estudio. Si incluyes las excursiones es muy factible, aunque no todo ese dinero se queda en la ciudad. Piensa en comidas, compras, taxis, etc. Quizá 50-60€ por persona sea mucho, pero eso depende de lo que ofrezca la ciudad.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s