La realidad del turismo cultural en Galicia

Hay una verdad verdadera de la que parto: el turismo puede “activar, revalorizar, optimizar, restaurar, rescatar y rehabilitar el patrimonio” (Troncoso, Almirón “Turismo y Patrimonio, hacia una relectura de sus relaciones” 2005), pero tras esta introducción tan bonita e idílica vamos a adentrarnos en la cruda realidad.

Según el Informe Anual de Movimientos Turísticos Españoles (FAMILITUR) del 2012 el 64,8% de los españoles tiene como motivo principal en sus viajes al extranjero: el turismo cultural. Sin embargo en ese mismo estudio se especifican los motivos de viaje internos, es decir los nacionales: los españoles que viajan con una motivación exclusivamente cultural en su propio país son… sólo el 10, 4%.

¿Por qué sí nos interesa conocer la historia y los monumentos de otros países y no los nuestros? Creo que la respuesta es evidente: no somos conscientes de la gran riqueza patrimonial e histórica que atesoramos.

Además nos cuesta conservarlo y/o ponerlo en valor (no hay más que ver la evolución al alza de la Lista Roja de la Asociación por la Defensa del Patrimonio Hispania Nostra) y más en estos tiempos de crisis.

El otro día en un comercio  que frecuento una de las chicas me contaba su viaje a Florencia y lo exagerado que le pareció que hubiera que pagar en todas y cada una de las iglesias en las que entraban. “Incluso en las pequeñitas” me decía medio ofendida. Aquí lo tenemos, el/la español/a en estado puro. ¿Pagar por la cultura? Pero bueno! 

Hace cosa de un año, en el Facebook del Parque Arqueológico de Campo Lameiro un vecino del pueblo escribía que a ver por qué tenían que pagar ellos para ver los petroglifos cuando “de toda la vida” habían accedido allí cuando les venía en gana, que aquello era patrimonio suyo y que le parecía muy bien todas las actividades que se realizaban pero que los vecinos tenían derecho a disfrutar de ello gratis. Este es un ejemplo de como la propia mentalidad de las poblaciones locales no ayuda. Que paguen los demás, pero ¿pagar yo? si esto es mío.

Difícilmente se puede mantener un patrimonio (y menos se podrá dotar a este mismo de actividades que lo dinamicen) sin una mínima retribución. En este caso el Parque Arqueológico de Campo Lameiro cobra 5 euros de entrada general (si vas en grupo baja a 3 euros por persona) por una visita guiada por las instalaciones, además de la posibilidad de realizar actividades como tiro al arco, talleres de tallado de piedras y variadas recreaciones históricas, entre otros.

Luego tenemos la versión amable, la loable: cuando la Administración recupera un monumento. Pongamos el caso del Monasterio de San Xoán de Caaveiro, situado en un entorno natural de excepción como son las Fragas del Eume. Para la restauración de este monasterio la Diputación de A Coruña ha invertido más de diez años y 2,3 millones de euros (La Voz de Galicia, 2011). Actualmente se dedica a visitas guiadas gratuitas en momentos concretos (generalmente en épocas vacacionales).  Sé perfectamente de lo que hablo cuando digo que el mantenimiento de este tipo de monumentos es costosísimo. Os podéis hacer una idea los que viváis en una casa de campo, siempre hay algún gasto o reforma que hacer, que si el tejado, que si pintar, que si hay humedades…pues imaginároslo en un monasterio del siglo XII.

Imagen de Turgalicia

Monasterio de San Xoán de Caaveiro. Imagen de Turgalicia.

El gran esfuerzo que ha supuesto su restauración para la Administración se traduce en términos no sólo económicos, si no también en un cuantioso trabajo burocrático que se refleja en una década  de trabas administrativas complejas de solventar. Una vez conseguido el reto surgen varias preguntas ¿se encargará siempre la Administración Pública de su conservación? ¿está preparada para asumir los costes?¿por qué San Xoán de Caaveiro y no otro de los 92 monasterios gallegos (según datos de Turgalicia), gran parte en estado de ruina absoluta y siendo la gran mayoría declarados Bien de Interés Cultural?

Seamos de una vez conscientes de que para la Administración es imposible hacerse cargo de la manutención de todo el  patrimonio histórico gallego. Con el paso de los años, la mayor suerte que puede encontrar un monumento es la de ser elegido “a dedo” para iniciar unos trabajos de restauración costosos y largos o entrar en los planes de la iniciativa privada que suele encontrarse muchos problemas para desarrollar actividades en estos inmuebles. Además existe otro reto para la Administración: dotar al monumento o lugar a conservar en cuestión de un plan de actividades bien definido y llevado a cabo por profesionales de la gestión cultural, sin dañar o trastocar el mismo (¡qué manía de poner a políticos gestionando cosas que no entienden o para las que no están preparados!).

La otra cara de la moneda, la del abandono total,  es el caso del Monasterio de Montederramo en Ourense, cuya situación es inadecuada para un Bien de Interés Cultural. Este monumento es una multipropiedad en la que se ubica: un colegio infantil, un restaurante y varias viviendas particulares cuyos propietarios pueden decidir poner a la venta en cualquier momento como ya ocurrió en 2010 (Faro de Vigo 2010). No parece que la Xunta haya intervenido, o al menos yo no he oído nada al respecto.

Claustro Monasterio de Montederramo en Ourense.

Claustro del Monasterio de Montederramo en Ourense.

Por tanto, tenemos ya algunas claves de porque el turismo cultural, que es un tipo de turismo en alza, no acaba de alcanzar en nuestro país (creo que el análisis gallego es extrapolable al español) los números de países como Francia o Italia.

¿Qué opináis vosotros?

 

Anuncios

2 pensamientos en “La realidad del turismo cultural en Galicia

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s